TSTracker. Sigue a tu paquete

Posted on

Queremos traeros hoy una presentación del funcionamiento del TSTracker, el servicio de seguimiento de paquetes de Transporte Saharaui. Un sencillo tutorial para que comprendáis qué pasos dar para saber dónde está vuestro paquete desde el momento de salida de vuestra casa hasta la entrega a la familia.

Paso 1. Mi número de seguimiento:

Forma 1. Cuando tengas tu paquete cerrado, nos enviarás la ficha, correctamente cumplimentada para que realicemos la recogida. En ese momento dispondrás de un número de albarán temporal, funcional HASTA el momento en que tu albarán haya sido enviado.

Forma 2. Si nos solicitas que te recojamos el paquete por teléfono tienes que pedirnos este servicio para que tomemos los datos necesarios para activarlo y te facilitemos la información de acceso.

Forma 3. La manera habitual de acceder al TSTracker será mediante el número de seguimiento disponible en nuestro albarán. Recibirás, en tu correo electrónico un documento como el de la figura y deberás usar el número que figura en negrita y que siempre comienza por TS.

tstracker_01

Paso 2. Web de seguimiento:

A continuación, con el número de seguimiento en vuestro poder, podrás acudir a la web de seguimiento, http://tstracker.somee.com , y os encontraréis con la siguiente pantalla que habrá que rellenar correspondientemente:

tstracker_02

Posteriormente pulsamos el botón COMPROBAR para que la web nos muestre los datos correspondientes.

Paso 3. Iinterpretar la información que nos facilita el TSTracker:

Cuando se hayan cargado correctamente los datos se presentará una pantalla con la siguiente información:

tstracker_03

Problemas que pueden surgir.
1. Mensaje de DNI incorrecto. Revisa tus datos, quizá el DNI o número de seguimiento estén mal introducidos o no se corresponden con un envío de este viaje. Por eso os insistimos, en el momento de rellenar la ficha, que introducir correctamente el DNI es tan importante.

2. Mensaje de “Su albarán ya ha sido enviado”. Estás tratando de acceder con el número de seguimiento temporal y en cambio ya te hemos enviado tu albarán definitivo. Revisa el correo electrónico.

3. Ya he pagado y aún figura como pendiente de pago. Si has hecho el ingreso o transferencia, tranquilo, puede que tardemos un par de días en revisar las cuentas y actualizarlo.

Para cualquier otro problema contacta con nosotros y te ayudaremos a resolverlo en stecnico@transportesaharaui.es

¡¡Y así de simple!! ¡Todo resuelto y tus paquetes localizados! Esperamos que os haya resultado interesante esta nueva entrada.


2º aniversario

Posted on

Hace dos años ya que comenzamos con esta maravillosa aventura. El día 11 de junio harán dos años del primer viaje como Transporte Saharaui. Un viaje lleno de temores, de incertidumbres y cogido con alfileres en su organización: rutas confusas, visados que llegan en el último minuto, listado incompleto y billetes sin reservas. Un viaje que sin lugar a dudas, nada tiene que ver con los que hacemos ahora. Un loco viaje que hicimos en nuestro coche particular, con 22 cajas que cupieron porque se produjo, por primera vez, el mismo milagro que se produce viaje tras viaje. Un milagro que reduce mágicamente el tamaño de las cajas y hace que lo imposible se haga posible y quepan donde parece que no cabe un alfiler.

Hace dos años y 22 viajes (este que organizamos con salida el 28 de mayo es nuestro viaje número 23) a nuestras espaldas desde que comenzamos con esta maravillosa aventura. Dos años de arduo trabajo, de complicaciones detrás de cada piedra encontrada en el camino, de innovar, donde parecía imposible, para ofreceros en cada viaje un mejor servicio. Pero sin dudas dos años de sonrisas de miles de niños, de paquetes llenos de ilusiones, de historias, de cariño hacia un pueblo brutalmente castigado.

ristra

Dos años que nos han permitido unirnos más, si cabía la posibilidad, a un pueblo hermano. A una causa injusta, inmoral, que esperamos, de todo corazón, que un día se solucione.

En nuestro saquito personal quedan, los duros inicios, las malas artes de algunos, las complicaciones nunca contadas y que sólo los más allegados conocen. La multitud de noches en vela hasta altas horas de la madrugada por cualquier pequeño, para nosotros enorme, problema que ha surgido en cada viaje. Y también en ese saquito quedáis vosotros, los amigos que hemos encontrado en el camino. AMIGOS, con mayúsculas, de todos puntos de la geografía, desde Cataluña, pasando por Galicia y Asturias. Amigos de León, os esperamos este año de nuevo, Extremadura, Granada y las Islas Canarias. En cada rinconcito de España, que nadie se nos enfade, dejamos un trocito de nuestro corazón. ¡¡Qué maravilla habernos topado con vosotros!! Gracias por estar ahí. Incluso los que han estado y que ahora, por avatares de la vida ya no estáis.

Hace dos años. Más de 5.000 paquetes entregados. Más de 5.000 sonrisas encontradas. Más de 5.000 historias. Más de 5.000 aprendizajes.


Cómo y por qué se cubican los paquetes

Posted on

Una de las preguntas más habituales a las que nos enfrentamos en cada llamada telefónica o email es, ¿y eso del cubicaje para qué? Es cierto que es un tema poco común, que la gente que no habitúa a tratar con empresas de transporte no entiende y que en ocasiones acaba volviéndonos locos a todos cuando preparamos un paquete.

Si tú te acercas a cualquier empresa de transportes o accedes a su página web verás que te calculan la tarifa en función del peso o el volumen. Y esto ¿por qué?

Si lo pensamos detenidamente, tiene sentido. Todos comprendemos que un envío se haga en función del peso, eso no suele producirnos ningún tipo de duda. Tantos kilos, tantos euros. Pagas y tan contentos. Pero, imaginemos que preparas una gran caja, del tamaño de todo el maletero de una furgoneta. Y la rellenas de corcho. Obviamente su peso será escaso, ¿cuatro? ¿cinco kilos quizás? Pero la empresa de mensajería está utilizando todo su espacio en transportar ese paquete, lo que implica unos gastos de gasolina, de mano de obra… exactamente igual que si hubiese llenado la furgoneta con los 500 ó 600 kilos que caben en ella. Por tanto, te cobran no lo que pesa, sino lo que ocupa. Se realiza el mismo trabajo y se cobra en consecuencia.

cubicamos

Bien es cierto que cada empresa cubica a su manera, con diferentes operaciones matemáticas en función de fórmulas y cálculos empresariales que elige según diferentes criterios. En nuestro caso, la fórmula más económica y favorecedora para todos fue determinando el cubicaje como volumen en centímetros entre cinco mil.

Y, ¿qué os recomendamos? Tratad de hacer que vuestros paquetes se correspondan en peso y volumen. Cuando las cajas son de comida, en general, el peso supera, sin problema ninguno el volumen, pero en cambio, cuando el envío es de ropa o juguetes, no es lo mismo. ¿Lo mejor que podéis hacer? Si no queréis enviar nada más, aspirad la ropa al vacío. Reduciréis el espacio que ocupa al mínimo y la relación peso-volumen será mucho más exacta. Otra opción, si no os importa gastaros un poquito más, es compensarlo con comida, las latas de fruta, las legumbres y la pasta son cosas baratas, no ocupan demasiado y no pueden estropear los productos textiles o delicados.

Esperamos que esta nueva entrada os sea de utilidad y que el tema del cubicaje esté un poquito más claro. Para cualquier duda, seguimos a vuestra disposición.


Cómo preparar un paquete

Posted on

En esta entrada no vamos a indagar en qué meter o no en nuestros paquetes, si alimentos, medicinas, juguetes…, qué tipos de alimentos, etc.. eso lo haremos más adelante. Ahora, sólo trataremos el cómo preparar el paquete.

bolsas-de-rafiaLo primero que debemos de tener en cuenta es que si el paquete lleva alimentos, es mejor que lo metamos en cajas. Las bolsas de rafia que solemos encontrar en las tiendas de “Todo 1 €” (en color rojo o azul) no son las más adecuadas para transportar comida. Estas bolsas son mejores para transportar ropa pero no se deben de llenar al máximo porque las costuras pueden llegar a rasgarse y en la mayoría de las ocasiones suelen llegar rotas. Es muy importante no olvidar nunca que las cajas hacen muchísimos kilómetros y que no deja de ser cartón. Desde el momento que la agencia recoge la caja en la dirección que usted nos ha indicado y llega hasta nuestro almacén, recogida que como ya sabéis es COMPLETAMENTE GRATUITA, las cajas pasan por furgonetas, camiones, un control de medida y pesado en Madrid, después llega a la central de Sevilla donde es pesado y medido de nuevo… hasta que llega, por fin, a nuestro almacén. Son muchos kilómetros, muchas manos por las que pasa el paquete y por desgracia no podemos tener el control al 100% de cómo ha sido tratado el envío hasta el momento en que nosotros lo recibimos. Por eso es MUY importante el cómo preparar el paquete.

Es fundamental no colocar tarros de cristal o botellas de plástico con líquidos en el perímetro de la caja. Las esquinas y los vértices de nuestros paquetes son los que más sufren. Esas zonas de la caja la usaremos para colocar materiales que no puedan romperse y que al mismo tiempo sirvan de protección de otros más frágiles.

burbujas

Tenemos que tratar de hacernos a la idea de que todo lo que pueda romperse o manchar, puede hacerlo, aunque no lo haga. Con esto queremos decir que si llevamos una botella de aceite, un bote de champú, un tarro de miel o una lata de conserva con abre-fácil, por ejemplo, es bueno que lo metamos en bolsas de plástico independientes. También es muy útil colocar un trozo de cinta de embalar a lo largo de todo el bote, de esta forma protegeremos y evitaremos que el tapón se abra. Si el bote es de cristal, también puede protegerlo con papel de burbujas antes de introducirlo en la bolsa.

Es igualmente importante ajustar el tamaño de nuestra caja al contenido. Son muchas las cajas que llegan a nuestro almacén y que están medio llenas. Si ésta es tu circunstancia, os recomendamos que cortéis la caja por los vértices y ajustéis su tamaño. Así evitamos que los productos que van en el interior se golpeen en el trayecto, evitando posibles roturas. Además así ajustamos el cubicaje de la caja, lo que nos puede dar una gran alegría a la hora de pagar el porte.

Para cerrar nuestra caja no debemos conformarnos con poner tres tiras de precinto. Son muchas las cajas que tienen que ser “reparadas” en nuestro almacén antes de salir para los Campamentos. Cerremos bien el paquete, seamos generosos con la cinta de embalar.

La recomendación desde Transporte Saharaui, con los ya casi 5.000 paquetes que han pasado por nuestras manos y los centenares que hemos preparado y arreglado nosotros mismos es que, una vez que están bien cerrados los paquetes lo envolvamos con papel transparente de cocina. Bien apretado y sin que quede ningún trozo de cartón sin tapar por el plástico. Y una vez envuelto con este plástico, encintar de nuevo y totalmente la caja. De esta forma protegemos nuestro paquete también de la humedad, de que pueda mojarse por alguna circunstancia. Proteger la caja es proteger todo el contenido interior.

Sabemos que es más fácil y mucho más rápido poner tres trozos de cinta en la parte de arriba de la caja y dejarlo así como cerrado pero si queremos que nuestro paquete sea robusto y vaya bien protegido todo lo que llevamos en el interior, debemos dedicarle un poquito de esfuerzo. Dediquémosle a la caja el mismo cariño que le dedicamos al contenido interior de ésta.

En unos días dedicaremos una entrada especial al tipo de caja más idónea para nuestro envío.


Comenzamos esta nueva aventura

Posted on

Aunque ya llevamos casi dos años y más de 4.000 paquetes enviados, aquí iniciamos nuestra andadura en el mundo del blog.

Pretendemos que este sea un espacio donde compartir ideas, ilusiones, nuevos proyectos… con todos vosotros. Así mismo tenemos previsto que escriban amigos, clientes… contando sus experiencias y vivencias con Transporte Saharaui. Si quieres que una entrada escrita por ti aparezca este blog, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros, a través de nuestra dirección de correo electrónico escribe@blog.transportesaharaui.es.

Solo nos queda daros la bienvenida y desear que nos visitéis frecuentemente. Os esperamos